Home / Opinión / Germán, retos incumplidos…

Germán, retos incumplidos…

Por Enrique Aranda

A la memoria de Esteban Zamora Camacho,

periodista y amigo.

Al margen de consideraciones sobre la (más que) reveladora renuncia de Germán Martínez Cázares a seguir colaborando con la nueva administración federal, lo cierto es que el abandono de la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por parte del exdirigente de Acción Nacional pone en serio riesgo, y así se comenta ya al más alto nivel del lopezobradorismo, uno de los programas “estrella” de la misma: el Instituto de la Salud para el Bienestar.

Una entidad ésta, vale decir, a la que se refirió el tabasqueño cuando, en el marco de la mañanera del miércoles, debió posicionarse sobre la sorpresiva dimisión —primera a nivel gabinete (ampliado) en seis meses escasos de gestión— y sobre la que informó que marcaría la formal extinción del Seguro Popular y Prospera con miras a “universalizar” de manera inmediata la prestación de servicios médicos y la dotación de fármacos a la población en general.

Antes, desde la campaña y a mediados de abril más recientemente, el tema había sido citado ya en forma genérica al menos, en alguno de los discursos y/o pronunciamientos de Andrés Manuel López Obrador aun cuando poco o nada había referido sobre la eventual fusión del organismo emblema del servicio de salud nacional, el IMSS, y el Instituto para la Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), algo que los integrantes de su equipo más cercano consideran que sería la culminación del proceso de reforma del servicio nacional de salud.

No deberá pasar mucho tiempo, entonces, antes que el nuevo titular del instituto, el chiapaneco Zoé Robledo Aburto, comience a establecer vínculos con otros actores del sector, con el titular de la entidad responsable de atender a la burocracia, Luis Antonio Ramírez Pineda, para avanzar en el conocimiento, evaluación y eventual definición de la ruta de implementación de una propuesta que, dígase lo que se diga, es parte central del programa, a través del cual López Obrador prevé implementar en el marco de la llamada 4T… lo que eso signifique.

ASTERISCOS

* ¡Vaya ridículo! el que, en apoyo de morenos, perredistas, verdes y petistas en el Congreso-CDMX hicieron diputados azules —todos, salvo Federico Döring, hay que decir— que, tras avalar el ilegal proceso para “suplir” la Ley de Cultura Cívica que rechazó ya la jefa de Gobierno, ahora deberán (?) suscribir un nuevo ordenamiento contrario a sus (supuestos) principios…

* Pleitazo entre expriistas empoderados en el control de la Segob de la fifí Olga Sánchez Cordero tras conocerse la designación de Ricardo Peralta como nuevo subsecretario de Gobierno, con el actual jefe de la Unidad de Gobierno, el monrealista Jorge Guerrero que sentía que “la merecía”, a la cabeza. Tal fue el berrinche de éste que, dicen, dejó la ciudad (pero) amenazó volver…

* Será el lunes, confirmado, cuando el líder de Morena en Querétaro, Carlos Peñafiel Soto, presente formal denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción estatal, contra el panista exalcalde capitalino Marcos Aguilar Vega, por la concesión de espacios públicos a Comericalizadora Integral de Soluciones, S.A. de C.V., una entidad inexistente, fantasma pues…

Veámonos el domingo, con otro asunto De naturaleza política. Información Excelsior.com.mx

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Check Also

Santa Lucía, Dos Bocas…

Por Enrique Aranda Al más puro estilo de la 4T –el asunto “va porque va”– …

Deja un comentario