jueves , septiembre 19 2019
Home / Opinión / Los peores gobernadores

Los peores gobernadores

Por Francisco Garfias

Javier Corral ya tiene la sentencia condenatoria por “peculado agravado” en contra de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, exsecretario general adjunto del PRI.

Inmediatamente se colgó de los medios para celebrarlo. “Es una victoria para Chihuahua”, dijo el gobernador de esa entidad. No le hace que se trate de un caso que cuelga de un hilo y que se basa en señalamientos de un “testigo protegido” que, se supone, es Jaime Herrera Corral, exsecretario de Hacienda de César Duarte, según el diario La Opción de Chihuahua.

Por cierto que el prestigio del citado gobernador anda por los suelos. En una encuesta que publicó el pasado 5 de mayo El Diario de Chihuahua, aparece como el mandatario estatal que menos confianza inspira.

Y en la vertiente de los “peor calificados” se encuentra en el lugar 30, de 32. Sólo lo superan Adán Augusto López, Tabasco, y Cuauhtémoc Blanco, Morelos.

¿Y así quiere ser candidato presidencial?

Hablamos ayer con Gutiérrez. Está tranquilo. Va a apelar. Sabe que, después de resuelta la apelación, el caso será retomado por el Poder Judicial federal.
Eso lo tranquiliza. El gobernador ya no podrá intervenir. Menos, manipular jueces o comprar testigos protegidos. Quedará fuera del “corral de Corral”.

La fragilidad del caso quedó de manifiesto cuando el juez que votó en contra de la condena, Adalberto Vences, manifestó su extrañeza porque, a lo largo del juicio, sólo escuchó una vez el nombre de Gutiérrez en voz de una persona que no encuadra en la figura de “testigo protegido”.

Esa persona causó daño patrimonial a Chihuahua. Está libre y protegido por el gobierno panista del estado.

El ahora llamado “juez disidente” hizo dudar sobre la culpabilidad del imputado, al manifestar que no había pruebas para declararlo culpable. Pero las otras dos jueces, Hortensia García y Juana Gabriela Córdova, sí vieron elementos para la condena. El fallo fue 2 a 1.

Habrá costos políticos para el PRI por haber dado marcha atrás en la participación del INE en la organización de su elección interna para renovar la dirigencia. No lo dude.
El Instituto cotizó la consulta en 240 millones de pesos, pero las prerrogativas anuales del tricolor ascienden a 840 millones de pesos. Habría insuficiencia financiera para operar.

El Consejo Político Nacional consideró que el costo era “infranqueable” para el otrora partidazo. Resolvió que el proceso interno lo organizara el propio partido.

La bronca es: ¿quién se hará cargo? Tendría que ser el Comité Electoral que tenga credibilidad dentro y fuera de la agrupación política. El reto no es menor. Está en juego la continuidad del partido.

Es, como dice el ex de Querétaro, Enrique Burgos, “la última carta” que le queda.

Nos unimos a la indignación por el ataque cibernético al portal de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.
Durante el ataque, que vino de Alemania, ocurrieron cosas extrañas. Del sitio desapareció el texto “empresas fantasma en la 4T”. Y en su lugar colocaron el retrato de Rafael Moreno Valle, el de Martha Erika Alonso y una imagen del helicóptero en el que se estrellaron. ¿Algún mensaje?

MCCI dice que, en el contexto nacional que vivimos, de violencia contra la prensa, los ataques cibernéticos tienen la intención de impedir la libre circulación de contenido.

Los concesionarios farmacéuticos no quieren “jugar a las vencidas” con López Obrador. Saben que es capaz de cumplir su amenaza de comprar las medicinas en el extranjero si lo presionan con desabasto.
La industria, agrupada en la Amelaf, le guiñó el ojo al mandatario. Sacó un comunicado en el que asegura que no “condicionará” los medicamentos que produce y que los seguirán ofreciendo a precios “accesibles y de calidad”.

“Mantenemos la mejor disposición de trabajar con las instituciones del gobierno federal”, remata. Información Excelsior.com.mx

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Check Also

La derrota de los gandallas

Por Francisco Garfias Salió “humo azul” de la chimenea de San Lázaro. Prevaleció el respeto …

Deja un comentario