Home / Opinión / Muere el PES… ¿nacen otros?

Muere el PES… ¿nacen otros?

Por Enrique Aranda

A contrapelo de lo que muchos pudieran pensar, la unánime y, sin duda, justa ratificación de la cancelación del registro PES por parte del TEPJF, de Felipe Fuentes Barrera, el jueves, en forma alguna implica la liquidación de la histórica pretensión de las iglesias evangélicas —así, en plural— de participar de manera directa, vía uno o varios partidos propios, en la política del país.

Y esto, no sólo por la explícita decisión externada por el dirigente del ahora partido en liquidación, Hugo Eric Flores, de iniciar el proceso para buscar recuperar el registro perdido —ahora por Partido Encuentro Solidario— sino, en esencia, porque no son menos de tres o cuatro las organizaciones vinculadas a los credos citados las que, hoy mismo, trabajan para obtener reconocimiento como partidos políticos de cobertura nacional… más otra media docena a nivel estatal.

Hablamos, para ponerlo en claro, del directo involucramiento hoy, de iglesias evangélicas —no “como un movimiento homogéneo ni en doctrina ni administrativamente y mucho menos en política”, explicita uno de sus principales liderazgos actuales— en el cumplimiento que para constituir nuevos partido lleva a cabo el INE, de Lorenzo Córdova como pudieran ser Convicción Mexicana por la Democracia, que lidera Alonso Trujillo o PLURAL, del que poco o nada se conoce o, claro, Encuentro Social-Solidario, partido-secta que en el pasado proceso electoral se vinculó a la Coalición Juntos Haremos Historia y, a la vera de López Obrador, obtuvo un sinnúmero de cargos de elección, pero acabó perdiendo el registro.

Huelga insistir que, si bien hoy la “masificación” de la información atrae la atención sobre la actividad de organizaciones (para)religiosas como las citadas, el involucramiento y participación de grupos evangélicos en la vida política nacional no es una cosa nueva. No, como lo demuestran la existencia en el pasado todavía no muy lejano de partidos como UNO, el Partido Unidos por México o, por sólo citar un caso más, el así llamado Partido Republicano o, en tiempos ya de la 4T —“lo que eso signifique”— su insistencia de obtener de parte del gobierno concesiones para operar medios de comunicación, especialmente electrónicos.

Vale recordar, igualmente, aunque ello no justifica la pretensión de algunos de mezclar poder político y poder religioso que en la actualidad, cuando el Registro Nacional de Asociaciones Religiosas de Gobernación reporta la existencia de algo más de nueve mil de éstas, poco menos del 80% son, precisamente de credos genéricamente identificados como evangélicos, lo que no es cosa menor..

ASTERISCOS

Exconsejero económico en la embajada mexicana en Francia y ante la OCDE, Carlos Peñafiel, presidente de Morena en Querétaro, fue propuesto al Senado como nuevo embajador ante el gobierno de República Dominicana, junto con otra veintena de designaciones diplomáticas. Bien.

A juzgar por el inesperado retiro de sus huestes de las inmediaciones de San Lázaro, ayer, o la impresentable sección 22 de la CNTE doblegó ya, otra vez, a la administración federal…o ésta, otra vez, “le llegó al precio” a las hordas de vándalos disfrazados de maestros. Al tiempo.

Veámonos el domingo, con otro asunto De naturaleza política. Información Excelsior.com.mx

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Check Also

Santa Lucía, Dos Bocas…

Por Enrique Aranda Al más puro estilo de la 4T –el asunto “va porque va”– …

Deja un comentario