Home / Destacada Local / ONGs denuncian arbitrariedades en Ley de Salud Mental de Yucatán, niños como conejillos de indias

ONGs denuncian arbitrariedades en Ley de Salud Mental de Yucatán, niños como conejillos de indias

Niños serían internados en el Psiquiátrico y expuestos a lobotomías

Adultos serían recluidos por problemas políticos o familiares

Funcionarios federales y representantes de organismos no gubernamentales de Estados Unidos y México denunciaron las diversas irregularidades que prevalecen en la recién decretada Ley de Salud Mental del Estado de Yucatán, con la cual las niñas y los niños de Yucatán se convertirían en “conejillos de indias”.

Es decir, además de permitir su internamiento en el Hospital Psiquiátrico “Yucatán” serían sometidos a intervenciones quirúrgicas que pondrían en mayor riesgo su estado de salud mental, advirtió la secretaria Técnica del Consejo Nacional de Salud Mental (Consame), Virginia González Torres.

Incluso, dicha normatividad permitiría que cualquier persona podría ser internada en el psiquiátrico, ya sea por problemas políticos hasta por conflictos familiares, entre otros motivos.

Ante tales irregularidades, se reunió con el fundador y director ejecutivo de Disability Rights International (DRI), Erik Rosenthal; así como la titular de la Fundación “Sonríe estás vivo”, Valentina Baes Patiño; la encargada de “Todos comen”, Lizdah García Rodríguez; el representante de la Fundación Dignidad”, Alejandro Acosta, y por parte de la Fundación Mexicana para la Rehabilitación de Personas con Enfermedad Mental, María Elena Bravo Bustamente.

Todos ellos coincidieron en elaborar un documento en el cual se denuncien tales anomalías, la cual será entregada en breve, tanto al Gobierno del Estado como al Congreso local.

González Torres destacó las numerosas irregularidades plasmadas en esta ley, tal el caso recluir a menos de edad en hospitales psiquiátricos y efectuarles intervenciones quirúrgicas cerebrales, posturas que violan las normas internacionales.

Incluso, en dicha normatividad local, emitida de acuerdo con el Decreto 643/2018, publicado en el Diario Oficial del Estado el pasado 27 de agosto, se establece claramente que “cualquiera te puede meter al psiquiátrico, bajo cualquier argumento, hasta por represalia política”.

Ante tal problemática, aseveró que titulares de diversas ONGs de Estados Unidos y México se reunieron para analizar las violaciones a los derechos humanos, en especial, en contra de los infantes, cuyos resultados se darán a conocer

Reprobó los artículos 57 y 58 de dicha Ley, en la cual se especifican los motivos y procedimientos por los cuales a un menor de edad se le puede internar en un psiquiátrico.

Lo peor de todo, los infantes pueden ser sometidos a cirugías, tal el caso de una lobotomía, es decir, procedimiento efectuado en los lóbulos frontales del cerebro, en la cual se destruye las vías nerviosas sin extirpación.

Según el Artículo 59, “Las intervenciones quirúrgicas en niños y niñas, únicamente han de realizarse en caso de enfermedad grave que ponga en riesgo su vida, previa indicación de su médico tratante, revisión del comité de ética e investigación de la institución y la autorización del representante legal”.

Explicó que “la decisión de efectuar dichas cirugías estaría a cargo de un “comité de ética e investigación del psiquiátrico, o sea, son ellos mismos quienes tomarán las medidas que consideren adecuadas para ellos, es decir, para su propio beneficio”.

La funcionaria federal expresó que “la Ley viola los derechos humanos y las normas internacionales, al poner en riesgo la integridad de las niñas y los niños yucatecos, así como también, los adultos están en riesgo de ser encerrados en el psiquiátrico por razones políticas”.

“En el aquel entonces gobernador Rolando Zapata Bello, la firmó por desconocimiento de la gravedad y el riesgo que hay para los yucatecos. Es una vergüenza que un mal trabajo legislativo ponga al Estado en la mira internacional como violador de los derechos de las niñas y los niños”, subrayó.

Enunció el artículo 55, el cual establece que “Toda autoridad, actor social o líder comunitario que esté en contacto con personas que sugieran sintomatología de trastornos mentales, procurarán la oportuna y debida atención de los mismos”.

“La ley está muy mal elaborada, es un horror, fíjate nomás lo grave que es el hecho de que una persona con afinidad civil te pueda meter al psiquiátrico, es decir, tu propia suegra puede pedir tu reclusión bajo la excusa de que tienen un problema de salud mental”, indicó.

Ante las arbitrariedades,

Artículos 57 y 58

El Artículo 57 establece que:

La hospitalización de menores de edad deberá realizarse:

I. Cuando el menor corra riesgo de hacerse daño o dañar a terceros, previa valoración de un equipo interdisciplinario.

II. Siempre en instituciones especializadas en menores o en áreas totalmente separadas de aquellas en las que se da atención a adultos.

III. Mediante ingreso voluntario o de su representante legal de acuerdo a lo establecido en la legislación vigente; salvo opinión de dos o más especialistas que consideren que se cumplen los criterios clínicos del internamiento.

IV. En entornos apropiados a su edad y en los que se consideren sus necesidades de desarrollo especialmente el acceso a la educación y recreación, asegurando la existencia de juguetes, materiales educativos y actividades recreativas.

Asimismo, el Artículo 58 menciona que:

Los menores que requieran internamiento por trastornos mentales deben tener acceso a su representante legal, que debe ser un miembro de la familia, siempre que no existan conflictos de intereses reales o potenciales que pudieran dañar al menor, en cuyo caso se buscará otro miembro de la familia o un tercero libre de conflictos.

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Check Also

Cada hora en el IMSS se detectan 15 nuevos casos de diabetes

El Instituto reporta a 4.2 millones de derechohabientes con diabetes, segunda causa de muerte debajo …

Deja un comentario