lunes , mayo 20 2024
Home / Global / Madre culpa a las frituras picantes de la operación de su hija

Madre culpa a las frituras picantes de la operación de su hija

Madre culpa a las frituras picantes de la operación de su hija para removerle la vesícula biliar.

En el estado de Tennessee, Estados Unidos, Rene Craighead, de 17 años de edad, comenzó a sentir un intenso dolor abdominal que la llevó al hospital.

Una vez atendida por los médicos, Rene les dijo que había comenzado a sentirse mal luego de devorar el contenido de cuatro bolsas tamaño familiar de frituras enchiladas Cheetos Hot.

Tras detectarle un problema en su vesícula biliar provocado por el consumo de grandes cantidades de saborizantes, químicos e irritantes, los médicos no tuvieron otra opción que extirparla.

Ahora que Rene se recupera, su madre, también llamada Rene, culpa a la empresa que fabricó las frituras enchiladas de que su hija perdiera su vesícula.

“Cuando los médicos tuvieron que operar a mi hija, supe que tenía que hablar de esto,” indicó la madre a los medios locales. “Me sorprendí al ver que mi hija se puso así,” añadió.

rene-craighead-madre-culpa-frituras-picantes-operacion-su-hija
Rene Craighead junto a su hija (Twitter).

Rene indica que la adicción de su hija, aún menor de edad, a los Cheetos enchilados le provocó el dolor estomacal y una grave irritación en parte de su sistema digestivo.

En un testimonio para los medios locales, la madre dijo que su hija compraba grandes bolsas de las frituras para comer en casa o para llevarse al escuela, donde las devoraba entre clases.

La vesícula biliar, que se encarga de descomponer las grasas que contienen los alimentos que consumimos, colapsó al recibir tal cantidad de frituras.

De acuerdo a la página FatSecret México, los Cheetos Flamin’ Hot, similares a los que consumió Rene (la hija), contienen 14 gramos de grasa por porción (una bolsa de 44 gramos) o 54% del contenido total de grasas de cada porción.

Tomando en cuenta que Rene consumía bolsas grandes de estas frituras, podemos darnos cuenta que la cantidad de grasas, azúcares y sodio que consumía a diario, era superior a la que podía procesar su vesícula biliar.

Una vez que el caso de Rene fue transmitido en televisión, los fabricantes de los Cheetos (Frito-Lay), lanzó un comunicado en el que indicó que “todas sus botanas se atienen a las regulaciones de seguridad sanitaria establecidas por la Ley“.

En su comunicado, voceros de Frito-Lay no culpan a la gran cantidad de grasas saturadas que contienen algunas de sus botanas de la operación de Rene, sino a los condimentos que usan para darle el característico sabor picante a la variedad de Cheetos que consumió.

“Algunos consumidores podrían ser más sensibles a la comida picante que otros y deberían considerar evitar este tipo de botanas,” indica el mensaje que establece la postura oficial de la empresa respecto al caso de Rene. Información Noticieros Televisa

Compartir en:

Check Also

Hombre casi es mordido por una serpiente que colgaba en la puerta de su casa

Los hechos ocurrieron el pasado 6 de mayo en la localidad de Spartanburg, Carolina del …

Deja un comentario