domingo , mayo 31 2020
Home / Opinión / El ciberinternacionalismo de México en Bolivia

El ciberinternacionalismo de México en Bolivia

Por Pascal Beltrán del Rio

El diario español El Mundo dio a conocer, en un reportaje publicado el domingo, que la consultora mexicana Neurona Consulting recibió del gobierno de presidente boliviano Evo Morales al menos 1.3 millones de euros, unos 27 millones de pesos, para efectuar una campaña de promoción en redes.

Dicho monto fue desembolsado por el Banco Central de Bolivia en diciembre de 2018 por un trabajo que consistía en la realización de pequeños videos de entre 30 segundos y dos minutos, así como de GIF y postales que destacaran el trabajo y logros del gobierno, durante la última gestión de Morales, que comenzó el 22 de enero de 2015.

El gobierno de transición en Bolivia, encabezado por la presidenta Jeanine Áñez, abrió una investigación sobre ocho contratos celebrados con Neurona Consulting.

La semana pasada, la exviceministra de Políticas Comunicacionales, Paola Gonzales, fue detenida y enviada al penal femenino de Obrajes, en La Paz, acusada de diversos delitos relacionados con la firma de los contratos, por los que también está siendo procesado el exjefe de producción del Ministerio de Comunicaciones, Abraham Montaño.

En una nota publicada en abril pasado, en vísperas del inicio del proceso electoral en Bolivia, el diario local Página Siete identificó al mexicano César Hernández Paredes como líder del equipo de “personas que llegan como activistas extranjeros para apoyar la campaña del MAS (Movimiento al Socialismo)”, el partido de Morales.

“Hernández vivió en Bolivia cuatro años –agrega la nota–, tiempo en el cual logró cuatro contratos millonarios”, como parte de su trabajo de propaganda en los comicios presidenciales de 2014, en lo que se reeligió Evo Morales.

“Trajo consigo a una veintena de paisanos suyos e hizo contactos de alto nivel”, y comenzaron a trabajar en una casona de San Jorge, el barrio residencial, comercial y financiero de la capital boliviana.

De acuerdo con la misma información, Hernández “se presentó en Bolivia como parte del equipo de la megaproductora Argos Comunicaciones, argumentando su interés en hacer una película internacional sobre Evo Morales, y fue relacionándose con las esferas del MAS, hasta convertirse en asesor gubernamental”.

El regiomontano Hernández aparentemente vivió en Venezuela antes de llegar a Bolivia, divulgó Página Siete. “Actualmente radica en Madrid, donde trabaja en la campaña del partido Podemos”.

Eso último lo confirma El Mundo, que dice que “Neurona Consulting cobró a través del Banco Central de Bolivia y llegó a España tres meses después para trabajar en las campañas del partido de Pablo Iglesias”, es decir, Podemos.

En una nota anterior, el mismo diario dio cuenta de la sospecha de que Neurona estuvo detrás del incidente diplomático frente a la residencia de la embajada de México en la Paz, el 27 de diciembre.

Aquí en México, Neurona Consulting está dado de alta en el Registro Nacional de Proveedores del Instituto Nacional Electoral desde 23 de mayo de 2017, con el número 201705231163716, refrendado por última vez el 4 de febrero de 2019.

El registro de la marca ante el IMPI data de abril de 2016, con dirección en Ocuilan 105, fraccionamiento Santa Martha, en Morelia, Michoacán, y como titulares aparecen Gustavo Alonso y Waldemar Aguado Butanda y Zayín Daleth Villavicencio Sánchez –todos vinculados con el portal de internet Revolución 3.0– y con número de expediente 1745367.

¿Fue este ciberinternacionalismo revolucionario el que llevó al gobierno mexicano a involucrarse tan fuertemente en el conflicto político de Bolivia?

Información Excelsior.com.mx

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Check Also

Los estados retan al poder federal

Por Pascal Beltrán del Río Recuerde cómo comenzó este sexenio: Un Presidente que había ganado …

Deja un comentario