domingo , enero 24 2021
Home / Destacada policía / Usuario denuncia “hackeo” de tres cuentas bancarias, en Mérida

Usuario denuncia “hackeo” de tres cuentas bancarias, en Mérida

Mérida, Yuc., 12 de enero 2021.- La pandemia por el Covid ha trastocado a la población en general en la salud, el empleo, la economía, la convivencia social, lo educativo, etcétera, pero al contador público Catalino Narváez Lugo le ha traído un problema más y muy serio: tan solo entre julio y octubre de 2020 fueron “saqueadas” tres de sus cuentas bancarias por un monto de 66,402.70 pesos.

Esto fue mediante 25 compras a Amazon, dos retiros en cajero automático y una disposición de efectivo en una tienda de conveniencia, operaciones que él no efectuó y no reconoce.

El banco en cuestión se niega hacerse responsable, pese a que en dos de las tres quejas interpuestas ante la Comisión Nacional de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) le dan la razón al denunciante.

Un tercer dictamen, respecto a una denuncia por un monto de $24,932.21, está en vías de resolverse.

Sin embargo, y pese a que ya existen dos dictámenes de la Condusef por dos denuncias procedentes a favor del denunciante desde principios de diciembre de 2020, a la fecha la institución bancaria no le ha devuelto a Narváez Lugo ni siquiera los $41,470.49 que corresponden al monto de lo sustraído de las cuentas ni los intereses correspondientes.

Entrevistado en su oficina, Catalino Narváez lamentó que el banco se desentienda del problema y, peor aun, lo responsabilice a él por el desfalco, al declarar improcedentes las tres quejas que presentó ante la institución bancaria por cargo no reconocidos.

“Cuando se dan situaciones como estas el banco no nos cree a los afectados, pero los afectados sí tenemos que creer en el banco cuando éste nos indica que no es responsable de algo que a todas luces es una falla en sus protocolos de seguridad, y que nos deja en un estado de indefensión a los usuarios”, comentó.

“El fraude es tan grande y evidente que no hay duda de que personas al interior del banco están coludidas con ‘hackers’ que se apoderan del patrimonio de quienes tienen depositada su confianza en la institución, y que son despojadas de su dinero sin que el banco asuma su responsabilidad”, añadió.

“No me han devuelto nada a pesar de que hay dictámenes de Condusef que me dan la razón, incluso la Suprema Corte de Justicia de la Nación se ha pronunciado al respecto de otros casos similares a nivel nacional”.

Para la Corte, dijo, “los bancos son responsables del resguardo del patrimonio de sus clientes y cuando por fallas en sus protocolos de seguridad éstos son vulnerados, tienen la obligación de reponer a los cuentahabientes el monto sustraído y los intereses que se hubiesen generado durante el tiempo que el capital haya permanecido fuera de la cuenta”.

Relato del delito

La triste experiencia del contador se remonta a mediados de julio pasado, cuando a la cuenta de su despacho, Narváez y Asociados, le cargaron siete presuntas compras en línea en Amazon y una disposición de efectivo desde un cajero ajeno a su banco, de acuerdo con el estado de cuenta del mes en las fechas 10, 13 y 14, todo por un monto de $20,262.85.

Ante esta situación interpuso la denuncia correspondiente ante el banco por cargos no reconocidos.

Una segunda cuenta del mismo banco, donde se le deposita su pensión, también presentó cargos no reconocidos entre el 19 de junio y el 1 de agosto, en cinco movimientos por un monto de $21,207.11, producto de tres compras en Amazon, un retiro desde un cajero ajeno a su banco y una disposición de efectivo desde una tienda de conveniencia de Pensiones.

El hecho también motivó una denuncia ante el banco por operaciones no reconocidas, mismas que para efectos de la institución financiera no solo no procedieron, sino que responsabilizaron al cuentahabiente de la pérdida de su patrimonio.

Debido a la pandemia, interponer una denuncia ante la Condusef y la Fiscalía General del Estado fue un proceso lento y complicado para el entrevistado.

Lo peor estaba por llegar. Fue “hackeada” una tercera cuenta, también del despacho Narváez y Asociados: del 7 al 12 de octubre se cargaron compras por $18,568.19 y al cierre del mes el desfalco ya era de $24,932.24, producto de 15 compras a Amazon no reconocidas.

De nuevo se hizo la denuncia al banco y, al igual que en las dos anteriores, el organismo se desligó de toda responsabilidad y culpó al cliente de los hechos.

El contador Narváez optó entonces por retirar los fondos que aún quedaban en las cuentas y creó nuevas.

Las cuentas “hackeadas” permanecen activas para efectos de las investigaciones que realicen las autoridades financieras y fiscales porque, además de la Condusef, hay denuncias por los tres casos ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

A principios de diciembre pasado la Condusef le hizo llegar al quejoso los dictámenes en relación con los dos primeros casos.

A su favor

En lo que se refiere a la cuenta del despacho Narváez y Asociados, desfalcada con $20,262.85, el titular de la Unidad de Atención a Usuarios de Condusef, el licenciado José Alberto Pinto Escamilla, establece que la queja del afectado procede y que el banco debe reponer el monto sustraído vía compras en línea y retiro desde un cajero ajeno al banco.

En un segundo dictamen, de la cuenta personal para depósito de pensión del afectado por el desfalco de $21,207.11, la misma instancia establece:

“Se ordena registro de pasivo contingente el cual debe acreditarse en un plazo máximo de tres días hábiles para constancia ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon)”.

O sea, el banco tiene tres días hábiles para reponer el monto desfalcado, hecho del que debe quedar constancia ante las citadas instancias; de no hacerlo la Prodecon establece una sanción contra la institución bancaria.

Queda pendiente un tercer dictamen. El contador Narváez está citado el día 22 próximo en la Condusef para hablar al respecto.

“Hasta ahora el banco no ha cumplido con los dictámenes; quiero que este hecho se haga público porque sucede mucho, más de lo que la gente cree, en perjuicio de muchas personas que de un día para otro se ven despojadas de su patrimonio, y el banco se lava las manos y no se hace responsable”.

Ahora el contador le exige al banco no solo la reposición de las sumas sustraídas ilegalmente de sus cuentas, sino también los intereses generados y que en justicia le corresponden, así como una compensación por todos los gastos que le ha generado el seguimiento de su caso.

“Mi buen nombre y mi prestigio están en juego, de ningún modo puedo dejar pasar por alto este quebranto a mi patrimonio, yo no lavo dinero ni cometo delitos fiscales y de ningún tipo, de modo que llevaré las cosas hasta sus últimas consecuencias”, advirtió. Información Megamedia

Compartir en:

Check Also

Imputado por robo ocurrido en ciudad Caucel

Mérida, Yucatán a 22 de enero de 2021.- Por el robo ocurrido en un establecimiento …

Deja un comentario