sábado , diciembre 14 2019
Home / Opinión / México y Bolivia

México y Bolivia

Por Yuriria Sierra

El tema sigue siendo Evo. Evo en México. Evo operando desde Bolivia. Evo, quien cometió ilegalidades electorales. Bolivia dividida. Bolivia en riesgo de un mando militar… y hasta religioso. El tema sigue estando ahí porque lo que sucede en Bolivia mueve el trazo de una región entera, incluso ha asomado posturas políticas inesperadas. Donald Trump, por ejemplo, no se ha pronunciado al respecto. Contrario a lo que podríamos imaginar, el presidente de México reconoció que EU ha tenido una actitud de respeto ante la decisión de recibir a Evo y concederle asilo. Lo expresó AMLO ayer en su conferencia en Palacio Nacional, me lo dijo un día antes Roberto Velasco, vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en entrevista para Imagen Televisión: “Yo creo que la relación con Estados Unidos tiene en este momento un diálogo muy ágil y profundo sobre los temas de la relación bilateral, estamos trabajando en todos los asuntos que son de interés mutuo, lo estamos haciendo de manera armoniosa y yo diría que de buena fe y, por supuesto, hay otros temas en donde tenemos diferencias de opinión, pero nosotros no estimamos que eso vaya a tener un impacto en la relación bilateral…”.

Por lo demás, la estancia del expresidente boliviano, a pesar de los tantos cuestionamientos, responde a la tradición mexicana de brazos abiertos, el trato humanitario por encima de los sesgos ideológicos, un ejemplo de diplomacia de parte de la secretaría que encabeza Marcelo Ebrard: “El gobierno de México está ofreciendo seguridad al exmandatario debido a la compleja situación por la que atraviesa su país. Estamos buscando que la seguridad esté garantizada (…) No es intervención, el asilo se está otorgando al señor Morales y a algunas otras personas como el exvicepresidente de Bolivia y la exministra de Salud de Bolivia debido a su carácter de perseguidos políticos y al hecho de que tienen un riesgo inminente y urgente sobre su vida e integridad personal, pero de ninguna manera estamos interviniendo en la política de Bolivia (…) Salvo para señalar que nos preocupa el orden, la ruptura del orden constitucional, que nos preocupa que haya lo que consideramos un golpe de Estado, por las presiones que hizo el Ejército por la salida de Morales y que, por supuesto, hacemos votos porque se mantenga un régimen constitucional y democrático en Bolivia, como lo hemos hecho en otros casos; también hemos expresado nuestra preocupación, por ejemplo, en el caso de Venezuela cuando ha habido momentos de gran tensión…”.

Velasco aseveró en entrevista que México da seguimiento muy puntual a lo que sucede en Bolivia, donde la situación es muy compleja: una presidente interina a la que también acusan de asumir en la ilegalidad, líderes políticos que encienden multitudes desde el lado más conservador y posicionamientos de organismos como la OEA o ALBA, que se contraponen totalmente. México jugará un papel protagónico en la resolución de este conflicto; por eso, en una actitud de prudencia, optó por no responder a las provocaciones de Jeanine Áñez.Información Excelsior.com.mx

Compartir en...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Check Also

¿Terrorismo?

Por Yuriria Sierra Cárteles del narcotráfico mexicano serán clasificados como organizaciones terroristas por Estados Unidos. …

Deja un comentario